FLACSI

Idioma:
Síguenos Facebook YouTube

Plan Estratégico

WEB_2014_hotizontal

Organigrama Plan Estratégico

Para agrandar, haz clic en la imagen

DF-Estructura-de-funcionamientos-FLACSI-2014-2017

Direccionamiento Estratégico 2014-2017

Versión descargable de la Direccionamiento Estratégica 2014 – 2017

La Federación Latinoamericana de Colegios de la Compañía de Jesús – FLACSI, es un Asociación de carácter internacional sin fines de lucro, dependiente de la Conferencia de Provinciales en América Latina (CPAL).  Se constituyó en 2001 hecho que fue precedido por 20 años de trabajo preparatorio.

Por tanto es:

  • Un organismo integrador.
  • Busca el fortalecimiento de las asociaciones y colegios, jesuitas e ignacianos.
  • Busca generar políticas, estrategias y acciones comunes a través del trabajo en red.
  • En pro de la transformación educativa y social de nuestros países.

1.  VISIÓN

Constituimos un organismo dinámico y efectivo que impulsa la integración y fortalecimiento de las asociaciones y colegios miembros que generan, desde una identidad compartida, como cuerpo apostólico ignaciano, para promover acuerdos sobre políticas, estrategias y acciones al servicio de la transformación educativa y social de nuestros países latinoamericanos.

Nuestros colegios son expresión de la misión apostólica de la Compañía de Jesús y encarnan su espiritualidad.  En ellos formamos hombres y mujeres para y con los demás, conscientes, competentes, compasivos y comprometidos teniendo como horizonte formación integral y la excelencia.

Nuestros estudiantes, profesores y comunidades educativas viven en armonía con un fuerte arraigo identitario en la espiritualidad ignaciana, con un sentido de profundidad y trascendencia  que comparten en un sentido político, propio de una visión del amor ligado a la acción social y en respeto con el medio ambiente De estos colegios egresan hombres y mujeres con una vocación clara de servicio y compromiso por la transformación social y con un sentido de cuerpo apostólico internacional donde la diversidad e inter-culturalidad son fuente de riqueza y oportunidad para hacer de este mundo, a la luz del Evangelio,  un lugar más justo y equitativo, esperanza de Dios para la humanidad.

 2. MISIÓN

FLACSI es una red interprovincial de la Compañía de Jesús en América Latina, constituida por Asociaciones Provinciales de instituciones educativas en los niveles pre secundario y secundario en sus diversas formas.

La misión de la Compañía de Jesús es “anunciar la persona de Jesucristo, animados por la fuerza del Espíritu, para testimoniar los valores del reinado del Padre, desde la Iglesia y en colaboración con otros” (Proyecto Apostólico Común 2011-2020, Proyecto Apostólico Común, PAC, de la CPALsj “Misión”).

Nuestra misión institucional se reconoce parte del Plan Apostólico de la Conferencia de Provinciales de América Latina (CPAL). Es por ello que nos sentimos llamados desde nuestra espiritualidad a manifestar la vida de Dios en medio de nuestra historia, estando al lado de los pobres y excluidos, promoviendo la justicia que brota de la fe, colaborando en la formación y educación especialmente de la juventud, impulsando el diálogo intercultural e inter-religioso, y comprometiéndonos en nuestra integración latinoamericana y caribeña.

Queremos constituirnos como cuerpo apostólico para:

  1. Realizar la misión de la Compañía de Jesús hoy a través del apostolado educativo, desde una perspectiva latinoamericana y caribeña.
  2. Fortalecer una oferta educativa de inspiración ignaciana que contribuya a la formación de personas que lideren la transformación de la realidad de nuestros países.
  3. Promover el desarrollo de la dimensión espiritual de las personas y comunidades educativas, en el ámbito de acción de nuestros colegios.
  4. Cambiar la cultura del trabajo “individualista”, por la cultura de la “colaboración”.
  5. Relacionarnos con el conjunto del Sistema Educativo Jesuita Internacional, especialmente con las que forman parte del sector educación de la CPAL: la Federación Internacional de Fe y Alegría (FIFYA) y la Asociación de Universidades Confiadas a la Compañía de Jesús (AUSJAL).
  6. Influir en los fundamentos y en el desarrollo de las políticas educativas públicas, los sistemas educativos, las concepciones y prácticas educativas de nuestros países acompañando en este objetivo a las asociaciones locales).

Contamos con:

  1. Una propuesta educativa ignaciana de formación integral de la persona sustentada en una amplia tradición, actualizada y reconocida en la Iglesia y en las sociedades de nuestros países.
  2. La orientación y el apoyo del P. General, la CPAL, los secretariados y las áreas que componen la estructura de gobierno de la Compañía de Jesús universal.
  3. Un significativo cuerpo apostólico, constituido por jesuitas, laicos(as), religiosos(as), y un sinnúmero de personas que comparten nuestro sueño educativo, en 91 instituciones educativas de 19 países de Latinoamérica.
  4. La coordinación del sector educación de la CPAL que nos orienta a la integración y cooperación con AUSJAL y la Federación Internacional de Fe y Alegría. Además, en el ámbito internacional participamos en la coordinación y diálogo permanente con instituciones y redes de la Compañía de Jesús, como es el caso de EDUCSI, JSEA-PASE, JECSE e ICAJE.
  5. Múltiples relaciones interinstitucionales, sectoriales (CIEC, OIEC, SM, SANTILLANA…) e intersectoriales (SJM, Fundación Internacional Techo, Fundación Internacional Hogar de Cristo, Fundación Internacional América Solidaria, entre otros).

 3. VALORES

Para realizar nuestra misión afirmamos nuestros valores:

  1. Dignidad humana.
  2. Amor.
  3. Solidaridad.
  4. Respeto por la diversidad.
  5. Magis.
  6. Cura Personalis.
  7. Conciencia ecológica.
  8. Justicia y compromiso político.
  9. Libertad y autonomía (ciudadanía).
  10. Perdón y reconciliación.

4. INTRODUCCIÓN A LOS DESAFÍOS DEL PERIODO

Vivimos en un cambio de época y como humanidad nos enfrentamos a grandes decisiones con implicaciones cada vez más impredecibles. En Latinoamérica los países tienen la oportunidad, como nunca en su historia, de disminuir las brechas de exclusión e injusticia e inequidad gracias a una comunidad de naciones cada vez más cercana e interdependiente. Sin embargo, en muchos casos este desafío ha sido postergado por favorecer intereses de corto plazo, o intereses exclusivamente económico. Por otra parte,  el desarrollo de los medios de comunicación ha puesto a las personas con un acceso potencial a información generada directamente por los actores de nuestra sociedad, sin embargo, también se tiende a la hegemonía cultural.

Constatamos que nuestra cultura por momentos se mueve a una velocidad más rápida de la que tiene nuestro ser individual y biológico de adaptarse a ella. Existen grandes cambios exteriores, pero leves mutaciones internas, de tal forma que nuestras preguntas más profundas, nuestras necesidades afectivas y de inserción en una comunidad centrada el amor siguen intactas.

Nuestros colegios, enmarcados en la misión apostólica de la Compañía de Jesús, se entienden en un contexto histórico y social que evoluciona y cambia, donde reconocemos la permanente  acción de Dios, lo que nos convierte en sujetos de cambio social; reconocemos y valoramos los avances hechos por el hombre en su progreso pero también miramos con perspectiva los fenómenos que no respetan al hombre y la mujer como un sujeto integral en la creación.

La Congregación General 35 y la CPAL -a través del Proyecto Apostólico Común, PAC- hacen eco de la necesidad de coordinar nuestros esfuerzos, favoreciendo un trabajo en RED, colaborativo y respetuoso de la diversidad cultural. El eje de nuestra pertenencia radica en la espiritualidad ignaciana, que es fuente de inspiración transversal. Nuestra identidad es rica en matices que encontramos cuando cada cultura integra a su contexto local los elementos de este espíritu compartido. Este es un elemento evolutivo, un diálogo que no se agota.

En este marco, FLACSI formula su plan estratégico para los próximos 3 años en prioridades, objetivos y líneas de acción que han propuesto los provinciales de nuestro continente, considerados desde nuestra Visión, pues entendemos que esto operará como una “enzima”, un catalizador que favorezca el desarrollo del objetivo mayor en nuestra misión apostólica.

Miramos el camino que comenzamos a recorrer con esperanza y optimismo con la firme convicción de que un mundo mejor y más justo es posible.

5. HORIZONTE Y LEMA DE ESTE PERIODO.

“Corresponsables en nuestra misión educativa”.

 6. DESAFÍOS Y LINEAS DE ACCIÓN.

Cuatro desafíos:

  1. Identidad  Ignaciana (P5, OXIV), (P5), (P3).
  2. RED apostólica (P6),  (P2).
  3. Ciudadanía Global (P4), (P2).
  4. Fortalecimiento Institucional (P6, OXX, LA32).

Nota: El documento viene correlacionado con el Plan Apostólico Común de la CPAL, la reseña viene entre paréntesis “()” con la siguiente nomenclatura:

  1. P = Prioridad
  2. O = Objetivo
  3. LA = Linea de acción

Por ejemplo: (P6, OXX, LA32) = Prioridad 6, Objetivo 20 y Línea de Acción 32. 

I. Desafíos en Identidad Ignaciana.

La Identidad Ignaciana es el eje central del plan estratégico; junto con la Espiritualidad, es su “columna vertebral”; nuestra identidad se desprende de nuestra espiritualidad.  En nuestra labor educativa dentro de la misión universal de la Compañía de Jesús, la identidad toma una relevancia tal que la transforma en un desafío autónomo más no independiente de nuestra dimensión espiritual.

En este caso, entendemos “identidad” como la integración de los elementos de nuestra espiritualidad en la propuesta pedagógica ignaciana.

Nuestro desafío consiste en que cada uno de nuestros colegios ordene su quehacer con la permanente presencia de un “modo nuestro de proceder” e integrado en la misión apostólica de la Compañía de Jesús.  Por lo tanto, para FLACSI, en tanto red, se caracteriza como es un espacio, una fuente de recursos, una “caja de herramientas ignacianas”, donde todos los miembros de nuestras comunidades educativas puedan encontrar, a través de ella, contenido e inspiración que les aporte elementos para profundizar una visión identitaria ignaciana de manera creativa.

En referencia a nuestra espiritualidad (P5) (P3, OVII) (P5, OXII), somos seguidores de Cristo Resucitado. Para nosotros esa luz nos la ofrece la relación cercana y gratuita con la persona de Jesús, ese buscar y hallar a Dios en todas las cosas. Sin duda nuestra vida adquiere luminosidad, esperanza y sentido cuando la vivimos al estilo de Jesús, al estilo del Dios que nos transparente Jesús. La espiritualidad ignaciana nos traza un horizonte de sentido y nos lleva a un estilo propio de vida.  No son ajenos entre si sino que hacen parte integral de nuestra forma de vivir, de nuestra forma de vivir con sentido.

La solidaridad sin límites, el amor fraterno, la compasión, el respeto de las diferencias, el servicio gratuito y la entrega generosa al prójimo son frutos de una vida espiritual encarnada en la realidad de cada persona y en la comunidad. No es posible desarrollar la dimensión espiritual sin tener contacto con el otro, con el pobre, con el marginado, porque el sentido de vida del ser humano es de ser con otros y para otros.

Central en nuestra misión apostólica es la formación de la dimensión espiritual del alumnado y de la comunidad educativa en general. Si bien es responsabilidad directa de cada uno de los colegios, desde FLACSI tenemos el desafío de velar por su profundización y vitalidad renovadora.  La vigencia de la espiritualidad ignaciana para responder al desafío del sentido de la vida y la conversión personal en línea con el énfasis de Aparecida en la formación de “discípulos misioneros”. Al respecto el P. General en su mensaje a la CVX del 4 de agosto del 2013 en Líbano (El lenguaje de la sabiduría en las fronteras) lo expresa: “Ya hemos visto que el comunismo sin un cambio en la persona, conduce a la inhumanidad, y que el capitalismo, sin un cambio en la persona, conduce al egoísmo. A no ser que tengamos un cambio interior, no hay forma de ir hacia adelante. La espiritualidad ignaciana se enfoca específicamente en este cambio en la persona”.

Desafío 1.1 Profundización de la vivencia de la identidad ignaciana en las comunidades educativas a través del fortalecimiento de la redes de homólogos de Rectores/Directores, Directores Académicos y Pastorales (P3, OV).

Líneas de Acción:

1.1.1                Integrar como elemento transversal al programa de los encuentros de las redes de homólogos las siguientes líneas: (P5, OXIV,LA22), (P6, OXV, OXVII).

En los encuentros de homólogos, favorecer como elementos transversales el trabajo de: (a) socialización de saberes y experiencias, mediante conferencias, intercambio de buenas prácticas, aprendizajes sobre fracasos y frustraciones (b) formación en cursos y talleres; y (c) reflexión permanente.

  1. Socialización. (Conferencias, buenas prácticas, fracasos y frustraciones).
  2. Formación (Cursos).
  3. Reflexión.

1.1.2                En la red de homólogos, Rectores/ Directores, favorecer la reflexión en torno al perfil del cargo y las competencias directivas necesarias, a partir de lo avanzado en el Sistema de Calidad en la Gestión Escolar.

1.1.3                En la red de homólogos, Pastoral y Formación, llevar a adelante el trabajo iniciado en Rio 2013 (retos y fines, y acción conjunta).

1.1.4                Para la Red de Homólogos, Académicos, trabajar en torno al paradigma pedagógico ignaciano.

1.1.5                Explorar la creación de una red de homólogos de los administradores de los colegios.

1.1.6                Promover encuentro virtuales períódicos en cada una de las redes de homólogos (P6, OXIX, LA31).

Desafío 1.2 Implementación del programa Sistema de Calidad en la Gestión Escolar en nuestros colegios (Magis).

Líneas de Acción:

1.2.1       Generar las condiciones para que dentro del trienio al menos la mitad de los colegios en FLACSI estén incorporados o hayan comprometido su ingreso al sistema.

1.2.2       Explorar medios de financiamiento para ofrecer el sistema a todos los colegios de la FLACSI, de tal forma que los costos asociados no sean una barrera de incorporación.

1.2.3       Asegurar la viabilidad del equipo que coordine el proyecto para dar continuidad a la oferta del sistema, a través de una red de facilitadores y profesionales de apoyo ubicados en las distintas sub-regiones.

1.2.4       Comunicar a todos los miembros de la Federación por los canales existentes los avances y experiencias que se desarrollen en el marco del proyecto.

Desafío 1.3 Respuesta a la necesidad de una estructura central de FLACSI  con capacidad para el seguimiento permanente y la retroalimentación del trabajo de formación y seguimiento de las redes de homólogos.

Líneas de Acción:

1.3.1                Incorporar una persona responsable del ámbito de identidad y formación en FLACSI para dar continuidad y profundizar el trabajo de las redes de homólogos.

Desafío 1.4 Ofrecimiento de una herramienta de inducción en la identidad ignaciana (P2, OIV).

Líneas de Acción:

1.4.1                Elaborar un curso de inducción para los docentes nuevos de los colegios, partiendo de las experiencias existentes (P5, OXIV, LA22).

1.4.2               Explorar la posibilidad de un texto y módulos de clases para estudiantes de término de nuestros colegios, que ofrezca una experiencia de síntesis de la experiencia de espiritualidad ignaciana en el marco de su itinerario formativo.

1.4.3               Aprovechar distintos medios audiovisuales físicos y virtuales para el cumplimiento de este desafío.

Desafío 1.5 Impulso del Acompañamiento Personalizado (Cura Personalis) como elemento característico de nuestra espiritualidad.

Líneas de Acción:

1.5.1             Sistematizar y/o crear herramientas para resaltar el valor de la Cura Personalis como elemento central de espiritualidad (y por tanto identidad) de nuestros colegios.

1.5.2               Crear un proyecto para ofrecer acompañamiento espiritual y una experiencia de ejercicios en la vida corriente a través de FLACSI  aprovechando los  medios virtuales para este objetivo. (P6, OXIX)

1.5.3               Invitar a participar en experiencias de ejercicios a los miembros de las comunidades educativas en sentido amplio, desde las familias hasta los ex alumnos en FLACSI.

1.5.4               Promover cursos para jesuitas, laicos, y otros, para la formación en Espiritualidad Ignaciana, especialmente para el acompañamiento.

Desafío 1.6  Vocaciones. Promoción de una cultura vocacional que favorezca en nuestro alumnado la formulación de proyectos de vida, iluminados desde nuestra espiritualidad.

Líneas de Acción:

1.6.1                 Avanzar a un acuerdo con AUSJAL para la compilación de información que nos permita una mejor comprensión de la realidad de los adolescentes y jóvenes en América latina.

1.6.2                 Ofrecer herramientas a los colegios para que promuevan   procesos de discernimiento vocacional.

1.6.3                 Generar espacios de reflexión respecto a la vocación profesional, religiosa, familiar. así como la socialización de buenas prácticas de orientación vocacional y profesional.

II. Desafíos como RED apostólica.

FLACSI se puede identificar como una “red interinstitucional de colaboración”, aquella “donde existe un grupo de instituciones autónomas que colaboran juntas para la consecución de un objetivo común”, es decir,  donde los colegios federados preservan su autonomía y colaboran juntos para la consecución de objetivos comunes

Desde esta perspectiva nuestro rol y permanente desafío es ser un factor dinamizador de la interacción entre los colegios, las asociaciones, creando espacios, disponiendo medios y generando incentivos para lograr un creciente intercambio transversal.

Este desafío también nos lleva a promover relaciones y alianzas con otras obras y redes de la Compañía de Jesús dentro de cada una de las provincias de nuestra región, así como también con redes afines en otras regiones del mundo y con las redes internacionales de educación, acción pública y trabajo con migrantes, entre otras, buscando propiciar los acuerdos necesarios para la acción concertada en nuestro trabajo apostólico

Desafío 2.1 Conocimiento y socialización de la actualidad de las redes y colegios.

Líneas de acción:

2.1.1          Crear una agenda común y pública de las actividades que se realicen en el ámbito de redes provinciales e interprovinciales.

Desafío 2.2 Gestión de alianzas.

Sistematizar el trabajo con las instituciones a nivel sectorial e intersectoriales creando un sistema de alianzas con observancia permanente de estos acuerdos. Definiendo para cada caso cual es la procedencia o relevancia de mantener o favorecer estas alianzas.

Líneas de acción:

2.2.1          Favorecer el trabajo con las redes y asociaciones  de ex alumnos de los colegios.

2.2.2          Incorporarse al trabajo de las campañas internacionales con otras redes afines, como la red GIAN (Global Ignatian Advocay Network)  y RJM (Red Jesuita con Migrantes)  (P1, OI, LA2,3y5), (P4, OIX, LA14).

2.2.3         Elaborar un proyecto para coordinar el abordaje conjuntos de los compromisos del ICJSE (International Colloquium of Jesuit Secondary Education).

2.2.4           Explorar elaboración para un convenio entre FLACSI y JSEA (Jesuit Secondary Education Association) para la red de colegios continental. .

Desafío 2.3 Promoción de intercambios de profesores y alumnos.

Líneas de acción:

2.3.1          Crear una herramienta de información para los colegios y redes interesados.

2.3.2          Generar espacios para propiciar los contactos entre las instituciones.

2.3.3         Promover los intercambios en la región.

Desafío 2.4 Explorar la creación de una red Sur-Sur con las instituciones educacionales de África, Oceanía y Asia Sur.

Desafío 2.5 Fortalecimiento de los lazos entre la redes del sector educativo de la CPAL.

Acercar posiciones con la Federación Internacional de Fe y Alegría y con AUSJAL para integrar las agendas de trabajo y mantener un contacto permanente entre los responsables de las redes y sus equipos ejecutivos.

Líneas de acción:

2.5.1          Reunión anual con los responsables de cada red.

2.5.2          Participar en las asambleas anuales de ambas redes.

2.5.3         Mantener intercambio de información entre las redes en forma periódica.

2.5.4         Explicitar vínculos en medios de comunicación e instancias institucionales.

2.5.5         Generar experiencias concretas entre las redes.

2.5.6         Generar al menos un programa de formación para docentes y directivos con una universidad de AUSJAL.

III. Desafíos en Ciudadanía Global

El cuarto eje de la propuesta central de FLACSI para este periodo es la Ciudadanía Global. La formación de personas en el contexto una institución de inspiración ignaciana, debe conducir a la preparación de hombres y mujeres que vivan con un sentido de la transcendencia desde la profundidad de mirada que ofrece la espiritualidad ignaciana en la  que se reconozcan, responsables y agentes de cambio para mejorar las condiciones sociales de su entorno, transformándose de esa forma en colaboradores en la misión de Dios para la humanidad, ciudadanos sin fronteras, viviendo su ciudadanía a nivel regional y global.

En el contexto histórico, la lectura de los signos de los tiempos son el escenario donde cada generación define su actuar, para hacerla fértil en acción política y testimonial. Por ello las redes internacionales deben favorecer el acceso a la reflexión de los contexto globales y supra nacionales para contribuir en la mirada global e histórica de nuestras comunidad educativas.

Desafío 3.1 Incidencia.

Líneas de Acción:

3.1.1          Crear una acción conjunta federativa que aborde los elementos que puede aportar la reflexión del modelo pedagógico ignaciano a la educación en los países de Latinoamérica y el Caribe.

3.1.2          Ayudar a ampliar el impacto en el diseño y ejecución de políticas públicas que aseguren el derecho de todos y todas a una educación integral de calidad en nuestros sistemas educativos locales y nacionales.

3.1.3         A través de un mapeo de los doctores y másteres en educación en América Latina (jesuitas y colaboradores), establecer un grupo de trabajo y agenda tentativa de una reunión virtual mensual y una presencial anual para desarrollo de pensamiento en torno a la educación.

Desafío 3.2 Fomento de experiencias sociales de los estudiantes de los colegios de FLACSI, con comunidades vulnerables en LAC(P2, OIV, LA8) (P4, OVIII), (P4, OX, LA17).

Líneas de acción:

3.2.1          Implementar un modelo de campaña con proyectos concretos en zona vulnerables en LAC, abriendo nuevos destinos para la acción social internacional.

3.2.2          Participar de los convenios con redes afines orientados a coordinar esfuerzos de colaboración en Haití y otras prioridades geográficas propuestas por la CPAL.

3.2.3         Generar un acuerdo de voluntades con la FIFYA para desarrollar experiencias sociales compartidas entre colegios a nivel local.

Desafío 3.3 Favorecimiento de creación de instrumentos, herramientas, programas que permita a las redes y colegios profundizar el sentido político en sus propuestas educativas.

Líneas de acción:

3.3.1          Avanzar en la socialización de buenas prácticas a nivel social y político de los colegios en LAC.

3.3.2          Estudiar las experiencias existentes y generar al menos un curso de formación en liderazgo político.

3.3.3         Generar espacios de intercambio para estudiantes  y profesores en experiencias de formación en liderazgo social y político.

3.3.4          Intercambios para profesores y alumnos dentro de nuestra red que permita la participación en estas experiencias.

Desafío 3.4 Socialización -desde FLACSI- de información calificada del contexto Latinoamericano para entender la realidad política y social del continente, en un horizonte educativo.

Desafío 3.5 Fortalecimiento de la conciencia ecológica como sello de nuestras instituciones, desde la perspectiva de la responsabilidad compartida, y refrendada en prácticas institucionales de sostenibilidad en nuestros colegios (P4, OXI, LA18).

Líneas de acción:

3.5.1          Compilar información sobre esta temática en los colegios.

3.5.2       Crear una “carta de navegación” para los colegios con propuestas para vivir esta dimensión.

3.5.3       Incorporar prácticas institucionales en FLACSI en coherencia a esta dimensión.

3.5.4       Promover buenas prácticas y reflexiones a nivel de la región.

IV. Desafíos en Fortalecimiento Institucional

Consolidarnos en nuestra estructura organizacional es un desafío interno.  En este sentido FLACSI ha logrado establecer un modo de funcionamiento que otorga certezas respecto a su continuidad. Sin embargo, a la luz de nuevos desafíos surge la necesidad de sistematizar procesos administrativos y revisar los sistemas de gobierno para ajustar el diseño original de la Federación y las demandas actuales.

Desafío 4.1: Desarrollo de una estructura organizativa adaptada al contexto actual.

Líneas de Acción:

4.1.1          Actualizar los Estatutos de FLACSI.

4.1.2          Actualizar modelo de gobierno (PR.6.LA.36.PAC).

4.1.3         Fijar un presupuesto progresivo en tramos trienales.

4.1.4         Actualizar la ratificación de membrecía con las redes y los colegios e instituciones federados.

4.1.5          Avanzar a la definición de un lenguaje común.

Desafío 4.2: Comunicación efectiva

Líneas de Acción:

4.2.1       Información actualizada de los que sucede en la red en sentido amplio.

4.2.2       Diálogo permanente entre los delegados y rectores con FLACSI y las comunidades educativas.

4.2.3       Crear herramientas o proyectos que permitan ampliar la interacción entre los miembros de FLACSI.

Desafío 4.3: Recolección de información pertinente.

Lograr avances en el sistema actual de indicadores. Para animar, promover y facilitar el sostenimiento de nuestros centros educativos (P6, OXXII, LA36).

Líneas de Acción:

4.3.1          Trazar un perfil de medición para un periodo de 10 años, definiendo los indicadores que serán transversales a ese periodo de acuerdo a los levantamientos realizados en años anteriores.

4.3.2      Enviar un informe anual para los colegios provincias y demás redes con la información recaba, ordenada y relevante.

4.3.3         Crear un espacio en la web permanente para la obtención de estadísticas.

4.3.4         Crear una medición de los colegios desde la perspectiva de los administradores.

Desafío 4.4: Apoyar a las asociaciones en su fortalecimiento para que presten un servicio pertinente y efectivo.

Líneas de Acción:

 4.4.1            Mapeo de arquitecturas de las distintas asociaciones.
4.4.2             Hacer un benchmarking (estándares de desarrollo interno) a nivel de las asociaciones en las redes jesuitas.  De allí pueden resultar líneas concretas de acción para el futuro.

A partir de la recolección de información y de las prácticas de las redes, desarrollar líneas de acción concretas frente a las necesidades que se presenten.