FLACSI

Idioma:
Síguenos Facebook YouTube

DERECHOS HUMANOS: Colegio Mayor de San Bartolomé – “Una Colombia que clama derechos humanos”

Publicado el Lunes 4 de Julio, 2016

latin_wLesley Avendaño Zamora y Willington Ortiz Barreto – Colegio Mayor de San Bartolomé, Colombia

“Una Colombia que clama derechos humanos”

Si de Derechos Humanos se trata, la vulneración de éstos en Colombia es ineludible de plantear en el presente debate. La historia de violencia que ha morado en nuestro país es prueba de ello; es un relato que se ve forzosamente expuesto desde el proceso de independencia. Referirse a desapariciones, ejecuciones sumarias y a tortura en proporciones epidémicas es describir algunas de las transgresiones a la dignidad y a la vida de los colombianos. La violencia en el país se ha consolidado como un problema estructural del mismo desde antes de nuestra batalla por la independencia, a la cual es posible atribuir la violación de derechos –aún no reconocidos- en la brutal represión colonial que se proponía desde España. Con el fin de destruir el yugo español, se manifestaron en Colombia movimientos que demandaban tal represión y conducen a un proceso independista. Como consecuencia de la dualidad política con la que se moldeó Colombia, como país independiente, emanan décadas de guerras civiles que dejan una considerable cifra de víctimas. Colombia se configura como región característica de la monopolización de poder político, económico y cultural por una minoría opulenta, y, por el otro lado residen grandes masas viviendo en un nivel de subsistencia. De esta manera, la injusticia social empieza a penetrar en la población desde el discurso político. Además, la violación de los derechos humanos fundamentales de los colombianos aumenta con la gestación de una ideología neoliberal en Latinoamérica. Doctrina que, sumado a los mitos de opulencia que crea y sostiene por medio de la división internacional del trabajo, propone un sistema actual fundamentado en la desigualdad, puesto que el desarrollo de unos incrementa tal desequilibrio de recursos materiales y oportunidades en otros. Colombia es modelo de lo expresado, teniendo uno de los índices de desigualdad más altos de América Latina, siendo un país con un crecimiento anual del 7 %. Según el informe del PNUD del 2007, 17 millones de colombianos y colombianas viven en la pobreza y seis millones están en la indigencia teniendo que vivir con menos de un dólar por día, mientras que el 0.3 % de la población es propietaria de más de la mitad de las tierras agrícolas.

A pesar de ser un tema de relevancia y que debería ser de común interés para el mundo , en constantes oportunidades logran las élites de nuestro país  anestesiar la lucha por los derechos humanos sobreponiendo  sus intereses económicos y políticos. Dándonos un poco de dosis de medios de comunicación, un poco de reality, un poco de Alegrías momentáneas que logren desviar atención y enfocarla en cosas que están en un segundo grado de importancia. Es claro que actualmente el proceso de paz que se lleva a cabo en Colombia es signo de progreso en tema de Derechos pero aunque es importante no abarca en su totalidad el tema , que es tan diverso y tan amplio, en donde la igualdad, libertad,integridad,salud,alimentación, vivienda también hacen parte y son  de igual manera importantes; aunque es preciso que se busque la paz, en realidad esta no esta bien constituida por que nos hace falta formarnos como seres que no seamos indiferentes y busquemos el bien común sobre el propio mediante la alteridad  con  esto puedo decir que en el momento que en mi país  tenga la acertada percepción de que un niño muriendo en la guajira es mas importante que el corte de cabello de un jugador, ese día seremos un país fundamentado  en Derechos humanos y  fuera de prejuicios sociales que llevaran a una Colombia con Derechos humanos limpios y equitativos.

Desde Educate Magis

< VOLVER