FLACSI

Idioma:
Síguenos Facebook YouTube

SCGE – UE San Luis Gonzaga: Línea de base y plan piloto de evaluación de aprendizajes

Publicado el viernes 10 de mayo, 2019

Línea de base y plan piloto de evaluación de aprendizajes, la experiencia desde la Unidad Educativa San Luis Gonzaga de Ecuador  

Se espera de un centro educativo de la Compañía de Jesús que trabaja el Sistema de Calidad en la Gestión Escolar (SCGE) que, de cara a una segunda o tercera autoevaluación, tenga mayor información que al comienzo sobre los aprendizajes de sus estudiantes.

Compartimos una síntesis del trabajo riguroso y valioso realizado por la comisión foco de la Unidad Educativa San Luis Gonzaga de Quito, Ecuador, sobre los resultados de los aprendizajes de sus estudiantes.

«El informe de análisis y medición de logros de aprendizaje es un reporte cuantitativo y cualitativo de los logros de los estudiantes en la Unidad Educativa San Luis Gonzaga. Da cuenta del nivel de logro de los aprendizajes declarados por la Unidad Educativa, para la cohorte 2017-2018, en los subniveles educativos 4EGB, 7EGB, 10EGB y 3BGU. Los resultados presentados se refieren a las dimensiones: académica, socioemocional y espiritual religiosa.

Para el diseño de este informe se toma en consideración fuentes de información cuantitativa y cualitativa. De esta manera se analizarán:

  • Los promedios de calificación en las cuatro materias básicas (Matemática, Lengua y Literatura, Ciencias Naturales, Ciencias Sociales) y Formación Cristiana.
  • Evaluación Externa “Ser Bachiller” aplicada por el Ministerio de Educación del Ecuador a los estudiantes de 3 BGU a nivel nacional.
  • Mediciones internas:
    • Rubricas de evaluación de los proyectos interdisciplinarios aplicadas para la valoración de Docentes, Estudiantes y Padres de Familia.
    • Test Socio Afectivo (DECE).
    • Listas de valoración aplicadas por la Pastoral en la formación Espiritual Religioso.

(Si bien las calificaciones tienen distintas escalas cuantitativas dependiendo de su fuente, se han estandarizado en base a 10pts, para poder hacer un análisis más preciso).

La calificación o nota sigue siendo uno de los índices utilizados en educación, para evidenciar el cumplimiento de los objetivos trazados por la Unidad Educativa en los diferentes años. Las notas además, son los indicadores de aprobación o reprobación de una asignatura o proyecto.

En este momento de transición (año lectivo 2017-2018), la evaluación cuantitativa sigue mostrándonos el logro de destrezas, el cumplimiento de trabajos y la medición de capacidades relacionadas con la memoria de corto plazo, desde la perspectiva de los docentes y en función a la propuesta curricular ministerial. De estos resultados se obtienen análisis comparativos con los resultados del informe de medición de logros de aprendizaje elaborado en marzo de 2016, durante la II autoevaluación del SCGE y evidenciar así los procesos de mejora implementados.

Desde el segundo quimestre del año lectivo 2017-2018 con el proyecto de Innovacción XXI, se han producido cambios importantes en el proceso de aprendizaje, la aplicación de distintas metodologías (Proyectos, Paletas, ABP, APS, Rutinas de pensamiento, entre otras) y la valoración de los aprendizajes. La aplicación de estas metodologías en algunas asignaturas ha permitido alguna variación en la forma de evaluar y en los resultados.

En función de valorar con los integrantes de la comunidad educativa el alcance de los proyectos de comprensión, se aplicó un plan piloto de medición a través de una rúbrica de evaluación. En la rúbrica se buscó la opinión de colegas docentes, estudiantes y padres de familia sobre categorías generales referentes a pensamiento creativo, pensamiento crítico, aprendizaje integrador y comunicación, identificados como objetivo o finalidad a desarrollar dentro del Proyecto.

Es interesante el análisis de las distintas opiniones; constatándose que las reflexiones de unos y otros ayudan a los educadores a identificar mejoras para los próximos proyectos. Por ejemplo, a partir de los resultados de las familias: “Nos preguntamos si ¿es efectivo el producto final?, ¿se nota el avance de contenidos o abordaje de conocimientos que debe tener un proyecto de comprensión?, ¿las metas de comprensión se cumplen con los desempeños propuestos? Una larga reflexión con este equipo ha dado un vuelco a la propuesta para el siguiente año lectivo”.

El plan piloto de evaluación de los aprendizajes para estos primeros proyectos del año deja grandes lecciones aprendidas, tanto en los grupos de docentes, como en las coordinaciones académicas.  El cambio de modelo, el uso efectivo de metodologías activas, la reorganización de contenidos y las propias concepciones de la práctica de cada docente se ven desafiadas y nos comprometen como comunidad educativa a la mejora, a evaluar de manera formativa y continua, y, a poder adaptarnos a las necesidades de un proceso de aprendizaje centrado en las necesidades de los estudiantes.