FLACSI

Idioma:
Síguenos Facebook YouTube

II Conversatorio Virtual para Jóvenes: “Aún hay mucho más por hacer”

Publicado el viernes 22 de junio, 2018

II CONVERSATORIO VIRTUAL PARA JÓVENES: ¡HAY MUCHO QUE SE ESTÁ HACIENDO, Y AÚN HAY MUCHO MÁS POR HACER!

Los jóvenes como esperanza de la Cultura del Encuentro ante la situación de migración forzada; el gran flujo migratorio como consecuencia de la crisis en Venezuela como un desafío compartido a nivel continental; y lo fundamental que es la acogida a quienes llegan o están de paso en nuestras ciudades, fueron algunos de los mensajes que compartió Agnaldo Júnior, SJ, coordinador de la Subregión Sur de la Red Jesuita con Migrantes en Latinoamérica y El Caribe (RJM-LAC), con estudiantes de 14 Colegios FLACSI de 8 países del continente.

Esto tuvo lugar el pasado 5 de junio durante el II Conversatorio Virtual para Jóvenes sobre experiencias concretas de trabajo con comunidades en situación de migración forzada, con la idea de nutrir las iniciativas que los estudiantes puedan implementar desde sus colegios en el marco de “Jóvenes por la Hospitalidad”.

Los estudiantes también compartieron iniciativas que se implementan en sus colegios para acoger a las personas en situación de migración forzada. A continuación compartimos algunas y los invitamos a ver el Conversatorio completo que está disponible en el siguiente video: https://goo.gl/oxiS6Q

EXPERIENCIAS PRESENTADAS POR LOS ESTUDIANTES:

  • “Un techo para el camino de la Unidad Educativa Javier (Guayaquil, Ecuador) junto con el SJR-Ecuador y otras organizaciones locales, para albergar familias venezolanas que están de paso por Guayaquil. En el colegio realizan la campaña “acoger a un forastero” de recolección de productos no perecederos que entregan a las familias.
  • El grupo de Jóvenes por la Hospitalidad del Colegio San Luis Gonzaga (Quito, Ecuador) han realizado un foro sobre migración forzada en el auditorio del colegio; encuestaron a la comunidad educativa, identificando prácticas de discriminación frente a la migración; y van a hacer un campamento vacacional para integrar niños ecuatorianos con niños de otros países.
  • “Mochilas solidarias” del Colegio Cristo Rey (Tacna, Perú) en la cual los estudiantes recolectan ropa, útiles de aseo y víveres que entregan a los migrantes que están de paso por Tacna (cerca a la frontera con Chile) para que tengan un mejor viaje hacia su destino.


CLAVES PARA ORIENTAR EL TRABAJO DESDE LOS COLEGIOS:

Estas fueron algunas de las reacciones de Agnaldo ante las inquietudes de los estudiantes, que con certeza orientarán el trabajo desde los colegios:

  • Establecer alianzas entre los grupos de Jóvenes por la Hospitalidad en los colegios, con las oficinas del Servicio Jesuita a Migrantes/Refugiados (SJM-SJR) que están presentes en varios países de la región, para trabajar conjuntamente.
  • Considerar la red de escuelas de Fe y Alegría presente en Latinoamérica que puede ofrecer una posibilidad de educación para los niños migrantes.
  • Aprovechar fechas y fiestas significativas en otros países como una instancia de encuentro, acercamiento e integración, y celebrarlas junto con ellos involucrando elementos y costumbres de esas otras culturas.
  • Comunicar más contenido positivos en nuestras redes: “todos somos iguales, todos somos humanos, todos somos migrantes, todos tenemos derecho a un lugar en este mundo”.
  • Visitar a las personas/familias en situación de migración forzada en sus casas o albergues, extenderles la mano para que sepan que puede encontrar un amigo.
  • Migrar es un derecho, no migrar también, y en este sentido garantizar la educación es fundamental dentro de las condiciones para los niños/jóvenes en el país de origen. Que migrar sea un proyecto, una decisión sin fuerza, sin violencia.
  • Ayudar al contacto con las familias que se quedaron en el país de origen, facilitando la comunicación (llamadas, correo, etc.) que les permite no sólo estar informados/actualizados, sino disminuir la nostalgia que está tan presente en quienes migran.
  • Hacer un mapeo de la ciudad en cuanto a migración, teniendo en cuenta las diversas organizaciones que trabajan en esta línea.
  • Conectar la migración con nuestra propia historia como primer ejercicio de sensibilización.
  • Realizar actividades/acciones en fechas puntuales de celebración (Día del Padre, Día del Niño, Día de la Familia, etc.) para generar instancias de sensibilización frente a la migración.

¡USAR LA CREATIVIDAD!

Este segundo Conversatorio reveló, nuevamente, la sensibilidad que tienen los estudiantes del continente frente a la situación de migración forzada que viven muchas personas actualmente, y su preocupación y compromiso por llevar a cabo acciones concretas desde sus colegios que aporten a hacer de esos caminos, unos más acogedores.

Esperamos que el Conversatorio les ayude a materializar ese compromiso, y reiteramos el apoyo y asesoría permanente de FLACSI desde Jóvenes por la Hospitalidad, en la promoción de estos espacios de sensibilización y conversación, en la entrega de material de formación, y en entablar puentes con organizaciones locales a través del apoyo de la Red Jesuita con Migrantes en Latinoamérica y El Caribe.