FLACSI

Idioma:
Síguenos Facebook YouTube

Reflexión: Columna de Johanna Rios, Directora de Ignacianos por Haití

Publicado el Lunes 9 de Abril, 2012

“La tarea de los Equipos Directivos para el éxito de Ignacianos por Haití: un fuego que enciende otros fuegos”

De San Alberto Hurtado SJ se dice la frase “Un fuego que enciende otros fuegos” como metáfora que identifica el compromiso personal, radical y explicito del rol evangelizador en el que “somos llamados a inflamar a todas las cosas con el amor de Dios”(1) . En la siguiente reflexión queremos ahondar sobre este concepto y cuál es rol que esperamos cumplan los Equipos Directivos en el éxito de la versión 2012 de la campaña Ignacianos por Haití.

Dentro de la plataforma estratégica de FLACSI (2010-2013), nuestra misión es clara: “Queremos constituirnos como cuerpo apostólico”(2) . Los preliminares de esta afirmación son incluso anteriores al establecimiento de las seis prioridades del “Plan Apostólico Común” de la CPAL (2011-2020) y  sin embargo contemporáneo a su proceso de discernimiento, ya que ambos direccionamientos tienen como inspiración directa la CG35.

De esta forma, el “cómo” llevar a cabo estas directrices programáticas, suponen el desafío en el que estamos trabajando todas las obras arduamente; y ahí es donde, en nuestro caso, el Equipo Directivo de cada uno de los colegios de la Federación son nuestro bastión.

La Campaña “Ignacianos por Haití”, expresada en este contexto, propone un nuevo modelo de cooperación internacional desde sus bases.

Nuestra propuesta supone trabajar desde la misma estructura de Fe y Alegría Haití – Foi et Joie Haiti, ejecutando un proyecto de fortalecimiento a la labor educativa que aborda las necesidades de Haití desde su misma cultura y realidad; que le permita crecer y fortalecerse como comunidad y como nación relegando la tarea de recaudación de fondos y establecimiento de equipos profesionales, labor primordial de Ignacianos por Haití, al servicio de la instalación de capacidades locales y no como una expresión de una “ayuda” transitoria (3) .

Cuando los colegios de diferentes lugares de Latinoamérica, y del mundo,  se comprometen con esta iniciativa, no sólo están generando la construcción de un cuerpo apostólico en torno a una causa que apunta directamente a esta misión, sino que están generando una comunidad multicultural que está poniendo en marcha una línea de acción que apoya y fortalece el desarrollo del proyecto apostólico de la Compañía de Jesús.

Una acción concreta demuestra la estrecha relación entre comunidad, identidad y misión. Con esto avanzamos hacia dos de las prioridades “conciencia y solidaridad latinoamericanas ” (4) y “fortalecimiento del cuerpo apostólico y colaboración en la misión ” (5); establecidas en el Proyecto Apostólico Común de la Conferencia de Provinciales Jesuitas de América Latina (CPAL), y que a su vez comprende los lineamientos de la Congregación 35 (6)

Por todo lo anterior, la participación activa y efectiva en la Campaña Ignacianos por Haití, de cada uno de los colegios de FLACSI, implica el cumplimiento de compromisos adquiridos y proyectos apostólicos establecidos por la Compañía de Jesús con la Iglesia y la comunidad internacional.

Con esta campaña y el proyecto que financia, se logra no sólo la sensibilización y un conocimiento más profundo de la realidad y  necesidad estructural de un país hermano, como lo es Haití, sino además, crea una instancia de solidaridad y apoyo dinámico y creativo, que permite a nuestros colegios discutir en torno a la responsabilidad que nos cabe y nuestro el rol de la sociedad de naciones además del sentido de misión que cabe en nuestra convicción que, la educación junto a la fe y justicia son el motor de desarrollo y crecimiento de las sociedades y pueblos.

Por esto, quiero invitarlos nuevamente a todos a cumplir con este compromiso y hacer de “Ignacianos por Haití” una verdadera causa en los corazones y las acciones de cada uno de los alumnos, profesores y equipo directivo de nuestros colegios. Todos somos Ignacianos por Haití!

Sean ustedes el “fuego que enciende otros fuegos” y abramos nuestras comunidades escolares permitiendo que nuestros estudiantes, inquietos y creativos sean protagonistas de esta oportunidad inédita de trabajar juntos como comunidad de países al servicio de nuestros pueblos hermanos.

Sabemos que contamos y contaremos con ustedes y estamos aquí para construir un futuro educativo juntos por Haití.

Johanna Ríos Bonilla
Directora de Campaña
Ignacianos por Haití

  1.Lc 12, 49.
2.Plataforma Estratégica 2010-2013, Punto 2: Misión
3.Sobre este punto en el capítulo “De la Ayuda Internacional a una autentica cooperación para el desarrollo” en “12 tesis para el cambio educativo” de Rosa María Torres. Fe y Alegría, 2005.
4.Proyecto Apostólico Común 2011-2020, Cpal. Prioridad 4
5.Proyecto Apostólico Común 2011-2020, Cpal. Prioridad 6
6.Especialmente el D.2 n°20 y el D.5 n°18