FLACSI

Idioma:
Síguenos Facebook YouTube

Venezuela – Colegio Loyola-Gumilla: 50 años de historia

Publicado el Lunes 19 de Octubre, 2015

versão em português, clique aqui

header“Después de 46 años de su graduación en el Colegio Loyola-Gumilla de Venezuela, Alberto Yánez Marticorena se encontró en el mismo escenario en donde recibió su título de bachiller.

El muchacho que egresó en 1969 de la institución que habían fundado los jesuitas cuatro años antes no ha podido desligarse de ella desde entonces. Tanto fue así que una de sus compañeras de promoción estaba sentada aquella noche en el anfiteatro del colegio. La diferencia es que no era solo una compañera, sino también su esposa. Y por eso, sus hijos se formaron allí y, ahora, lo hacen sus nietos.

CQJ7JaDWEAAeQLXHistorias como la de Yánez son una muestra del sentido de unidad y pertenencia tanto de los estudiantes como de los egresados. Y ese sentido de pertenencia fue el que celebra los 50 años de la fundación del colegio.

Todo comenzó con una torta y 50 globos al aire para recordar el día en que la Corporación Venezolana de Guayana y la Compañía de Jesús firmaron el acta de fundación. Luego, egresados, profesores y estudiantes condecoraron al personal que ha contribuido en la consolidación de una obra que se ha erigido como modelo de calidad educativa y de infraestructura.

CQOWbfjWUAEPPGX

– Foto destacada –

Más allá de los portones

Hay una clave, según la rectora Aída Astudillo Mujica, en la permanencia del colegio: la unificación entre los representantes, la institución y los estudiantes.

“Todo eso tiene un respaldo histórico: el Loyola es el primer colegio de Venezuela. Aparte de eso, el colegio no es solo el colegio sino la matriz de todo esto. La idea no es que solo los que entran en el Loyola tengan educación de calidad sino que haya educación de calidad para todos, pues sería una literatura vacía si hablamos de solidaridad con los pobres”, explica el ex-Rector de la UCAB, Luis Ugalde, quien también participa en los actos de aniversario.

CQJZNJRWcAAwPueOtro factor es “el sentido de solidaridad” que destaca el provincial de la Compañía de Jesús en Venezuela, Arturo Peraza, pues con ella se ha mantenido, por ejemplo, el sistema de becas.

“Se ha pensado en cómo hacer que el colegio salga fuera de sus áreas. Una de las cosas interesantes en la formación de la compañía es eso de que el país me duele desde la gente porque este país tiene rostros, caras e historias que a los chicos afecta y eso se desarrolla”, añade.

Recuerda que el colegio ha crecido al mismo tiempo que Ciudad Guayana y que ha sido punto de confluencia cultural gracia al anfiteatro.

Los tres coinciden en que el artículo 2 del estatuto fundacional se ha cumplido: “propender a la extensión de la instrucción y educación de la niñez y juventud mediante la creación de escuelas, colegios, institutos y centros de enseñanza gratuita, semigratuita y remunerada en la región de Guayana”.

Hay, en suma, razones para celebrar. Es lo que hoy hace los “loyolas valientes”.

Fuente: Comunicaciones Colegio Loyola-Gumilla